26.4 C
Nordelta
domingo 4 de diciembre de 2022

Lo Último

AVN: El desafío de más de 10.000 liquidaciones mensuales

Iván Oviedo y su equipo preparan las liquidaciones de gastos de los barrios y consorcios de la Ciudad. Busca exactitud en las cifras y capacidad de verificarlas.

Hacer cada mes las liquidaciones de todos los barrios y consorcios de la Ciudad. Trabajar en los presupuestos de cada uno de ellos. Es la función de Iván Oviedo, Jefe de liquidaciones y cobranzas de AVN.

Iván es parte de la gerencia de Planeamiento y Control de Gestión, de los sectores que trabajan más puertas adentro de AVN. “Nuestra tarea es como la liquidación de expensas de un edificio, pero a escala Nordelta; enorme”, dice. Además de los barrios y los consorcios, la Asociación Vecinal administra los gastos de las áreas comerciales y educativas. En total, cada mes Oviedo y su equipo tienen que confeccionar liquidaciones desde más de 70 entidades diferentes.

“Cada barrio, cada edificio tiene su propia particularidad que debemos tener en cuenta. Puede ser una reparación especial, una mejora que se quiere implementar, una obra que los vecinos decidieron hacer, una partida impositiva diferente. Y eso requiere un cuidado especial en cómo se hace cada liquidación”, añade Oviedo.

Iván tiene 36 años, es casado, y tiene un hijo de 3. Trabaja en AVN desde 2011. Vive en Villa Ballester. Su hobby es jugar al fútbol con los compañeros de trabajo cuando termina el día laboral. “Es muy bueno como deporte, claro, pero sobre todo para poder conocer gente que hace muchas otras cosas en la organización, desde los que hacen mantenimiento de lagos a los de operaciones”, cuenta. La pertenencia al equipo de AVN se refuerza en la cancha, explica.

Además de hacer las liquidaciones de cada barrio o consorcio, el equipo de Iván (él y dos personas más) hace también las de los gastos de toda la Ciudad, que se engloban en AVN. Y también colaboran con la confección de los presupuestos semestrales a partir de los cuales se programa cómo se encararán los proyectos de cada comunidad y cómo se reflejarán los desembolsos en las expensas.

Iván arrancó su formación en administración, pero con el tiempo fue especializándose más en el análisis de datos, en la parte de sistemas ligada a la propia administración. Hizo cursos de lenguaje SQL y de Python, que sirven para la programación específica de su tarea. Y ahora los conecta con el sistema Power BI, que acaba de incorporar AVN. “Con los lenguajes de programación potencio los tableros de control del Power BI, puedo acceder mucho más rápido y directo a la información que necesitamos”, explica.

Cada mes, del área de Iván salen las más de 10.000 liquidaciones de las propiedades de Nordelta. “Hacerlo en forma correcta, sin errores, de manera que podamos controlar cualquier desvío, es el desafío que tengo todos los días”, concluye.