23.4 C
Nordelta
jueves 2 de diciembre de 2021

Lo Último

Carpinchos en Nordelta

Con las primeras heladas fuertes del invierno, se registró una mayor actividad de carpinchos en la Ciudad. Se trata de una especie sumamente sensible a las bajas temperaturas, que con el frío busca refugio y alimentación de manera inmediata.

En AVN estamos trabajando en distintos planes para lograr una convivencia armónica con ellos.

Desde 2014, se monitorea la actividad y comportamiento de estos animales resultando este estudio en los informes anuales de Fauna desde el área de Medio Ambiente.

Pudimos establecer así, las zonas de mayor densidad poblacional, circuitos de desplazamiento, modo en que se alimentan y se protegen ante condiciones climáticas adversas, e incluso estado sanitario de las manadas.

La actividad de carpinchos en Nordelta creció un 17% respecto al 2020. Y un 1.000% respecto a 2014.

Los estudios se iniciaron cuando se detectó mayor presencia de los animales en las zonas pobladas de la Ciudad coincidiendo esto con el desarrollo de la urbanización. También se verificó una mayor presencia de los carpinchos más hacia el sur del territorio nacional, producto del cambio climático. El fenómeno fue especialmente notable en 2020 por la cuarentena, cuando la menor actividad humana hizo que los carpinchos (como otros animales) se hicieran mucho más visibles.

Nuestros estudios contaron con la colaboración de especialistas en fauna del Conicet y estos trabajos fueron tomados por la Dirección de Flora y Fauna de la Provincia de Buenos Aires como base para la elaboración de su guía de manejo de especies que pueden tener conflictos de convivencia con el hombre.

Este año, para mejorar la convivencia con esta especie, lanzamos un nuevo proyecto, el desarrollo de espacios de refugio para su asentamiento dentro de la Ciudad. Uno está lindero a Puerto Canoas, otro en el lago frente a las oficinas de Nordelta y AVN, otro en el área de Acceso Sur, por citar algunos ejemplos. Allí se trabaja reforzando la vegetación que protege y alimenta a los animales, para que se asienten allí y reducir su circulación por otras áreas.

Otras medidas recomendadas para evitar la intrusión de los carpinchos en jardines y casas ha sido la aplicación de repelentes, inocuos para personas, animales y plantas, pero que ahuyentan a los carpinchos. Desde 2019, en AVN trabajamos en el análisis de distintos productos con pruebas a campo, y en junio de 2020 se empezó a distribuir el repelente seleccionado, un líquido que para los animales huele de manera semejante a algunos depredadores. Ya llevamos distribuidos más de 1.000 mil litros del producto, que cuando es correctamente aplicado demuestra tener alta efectividad.

Otro elemento que muchos vecinos han adoptado para disuadir a estos animales es la instalación de alambrados y/o boyeros eléctricos contra la costa del lago. Por la experiencia recogida, estos últimos son los más efectivos. Pero deben estar correctamente señalizados para evitar accidentes. Y recordamos que no se pueden colocar sobre la superficie del agua, porque generan un riesgo para el personal de mantenimiento de lagos.

Además de estas iniciativas, hoy nos encontramos trabajando en un plan integral de administración de la población de carpinchos. Para elaborarlo contamos otra vez con la colaboración de entidades científicas y universitarias, con el objetivo de presentarlo a las autoridades provinciales, que son quienes deben autorizar cualquier gestión que se haga respecto de la fauna local.

Es importante recordar que el carpincho es una especie nativa de la zona, que habita en el lugar antes del desarrollo de la Ciudad. En ese sentido, todas las iniciativas referidas tienen por objeto alcanzar el máximo equilibrio posible para que se desarrolle una convivencia armónica con esta y todas las demás especies que integran el ecosistema nordelteño.

Gerencia de Medio Ambiente – AVN