12.2 C
Nordelta
miércoles 23 de junio de 2021

Lo Último

La angustiosa carta de la mamá del chico ahogado en Tigre a sus vecinos

Hacía algunas horas que los especialistas intentaban dar con el paradero de Gian Mazzuchelli, el joven de 17 años que en la noche del sábado ingresó en el canal Villanueva, y su mamá Mariela escribía una angustiante carta a sus vecinos del barrio cerrado Santa Catalina.

“En todo el tiempo que Gian estuvo en el agua ninguna lancha se acercó a ver qué pasaba. Si alguien lo hubiera visto por las cámaras y se hubiese acercado, en este momento la situación sería otra y mi hijo estaría con nosotros”, escribió la mujer antes de conocer el triste desenlace en la vida del adolescente.

“Recién hoy tenemos la cabeza clara para poder decir que esto se podría haber evitado”, agregó la mujer en el mensaje que les hizo llegar a los habitantes del barrio el domingo por la mañana, según consignó el diario local Norteonline.

Lo que se sabe hasta el momento es que Mazzuchelli se arrojó al agua a las 3:32 de la madrugada del sábado y estuvo en el espejo de agua, a la vista de las cámaras, hasta por lo menos las 3:54. De acuerdo a lo que relata su familia, fue entonces cuando sonó una alarma porque se perdió el contacto visual con el cuerpo del joven. Sin embargo, la última persona que lo vio con vida fue un vigilante nocturno en el barrio privado vecino de San Benito,quien dijo haberlo visto nadando pasadas las 4.

“En el barrio de enfrente que está pegado había un guardia que estaba de turno y escuchó como Gian se cayó al agua. Nadie fue a ayudarlo, ni los del barrio Santa Catalina, ni los del barrio de enfrente. Pensó que era un ‘chorro’ y no lo ayudó” dijo ayer Victoria, exnovia del joven, a TN.

De acuerdo a información recabada, el guardia que detectó al joven oyó que se caía al agua alrededor de las 3.45 y dio aviso a la seguridad local. Al parecer, dos personas le pidieron que se identificara, pero Mazzuchelli, según ese informe interno, pasó nadando sin dirigirles la palabra. Esa habría sido la última vez que se lo vio con vida.