Lo Último

La Selección de Remo entrenó en Nordelta para las Olimpíadas

Los integrantes del Seleccionado Nacional de Remo se prepararon en el Lago Central de Nordelta para los Juegos Olímpicos de París, ya que tiene las mejores condiciones para un entrenamiento olímpico.

“El Lago de Nordelta es único por sus excepcionales condiciones climáticas. Es una pista similar a una internacional porque no hay corriente como en un río. Acá es agua es calma. Solo puede picarse cuando hay viento” explica Martín Bonini, el tigrense que a sus 39 años acompañará al equipo femenino a París.

Son las 8 de la mañana y hay un poco de bruma sobre el agua del Lago Central. Es el final del período de concentración de cara a los Juegos Olímpicos Paris 2024. En Puerto Canoas, sede de entrenamiento desde 2018, Bonini coordina con el equipo olímpico.

Los botes clasificados al mayor evento deportivo mundial pertenecen a dos categorías. En Doble Par Peso Ligero Femenino competirán Sonia Baluzzo y Evelyn Silvestro, y en Doble Par Peso Ligero Masculino, Pedro Dickson y Alejandro Colomino. Ambos representarán al país en el Estadio Náutico de Vaires-sur-Marne de París, con Martín Bonini y Jorge Enríquez como entrenadores.

Un lugar único por sus condiciones

El seleccionado nacional recorre diferentes locaciones del país. Suelen entrenar en Mar del Plata, Misiones, Córdoba y Santa Fé, pero aseguran que hay una excepcionalidad en las aguas de Nordelta por la calma que tienen.

Jorge Enríquez, entrenador del dúo masculino, es quien define las condiciones ideales de remo. “Cuanto más fría es el agua, el bote corre más lento. Cuanto más caliente es el agua, más rápido se puede avanzar. Como en Francia va a ser verano, el agua tendrá unos 25 grados. Ahora hay nuevas herramientas que dan más seguridad y previsibilidad para estar en zona de medalla. Los chicos tienen un GPS en el bote que marca las velocidades. El récord mundial de la categoría es el punto de referencia que manejan. La variable suele ser el viento”.

Las expectativas

El viaje se inicia en el sur de Francia, la previa de los Juegos Olímpicos. Evelyn Silvestro ya había participado en los Olímpicos de Tokio. Y ahora se ve esperanzada: “El objetivo principal es hacer rendir el bote lo máximo posible para llevarnos al mejor resultado. Lo principal es entendernos. Hay una comunicación abajo del bote, que es más personal, y otra arriba del bote, donde tenemos que ir coordinando todo el tiempo”, enfatizó.

Sonia Baluzzo confirma esta fórmula que varía según el carácter de los deportistas: “Antes de la regata hablamos para saber cómo no sentimos, y para delinear el plan de regata. Siempre nos contenemos y nos damos confianza”, dice. En su caso, es la primera vez que participará de un Juego Olímpico: “Estoy re emocionada, con ganas de vivirlo, de disfrutarlo, y con ansias de hacer la mejor regata que podamos”.

Un entrenamiento con exigencias

Ser un deportista olímpico tiene muchas exigencias. “Cuando competís afuera crecés un montón, pero también te das cuenta lo que es el alto rendimiento y sus exigencias”, explica Sonia.

La categoría define un peso máximo para el bote. “Nosotras competimos en el Doble Par Peso Ligero y dos horas antes tenemos que pesarnos. No podemos superar los 57 kilos cada una o promediarlo entre las dos. Entonces, además del entrenamiento también hago bici para bajar de peso” argumenta Evelyn.

“Los entrenamientos son todos los días y no siempre en condiciones ideales” esgrime Bonini desde la mirada de entrenador. Por lo general el entrenamiento incluye una entrada en calor fuera del agua y luego, de acuerdo al día, hay diferentes entrenamientos en bote que están calendarizados.

Con estos equipos, Argentina será representada con 2 de los 18 botes presentes en los Juegos Olímpicos París 2024. Entre los países que competirán están Gran Bretaña, Francia, Nueva Zelanda, Grecia, Rumania, Austria, Japón, Túnez, Perú, Estados Unidos, Canadá, entre otros.

- Advertisement -