25.2 C
Nordelta
miércoles 20 de octubre de 2021

Lo Último

Reclicado: Bajo la cantidad de material reciclado

Un llamado de atención sobre el reciclaje de residuos. El volumen de material reciclado en la Ciudad cayó del 34 al 27 por ciento.

En julio, el porcentaje de material reciclado disminuyó al 27%, tras haber alcanzado un pico del 34% el mes previo. El dato es un llamado de atención para reforzar el esfuerzo en la separación de residuos. Igualmente, la Ciudad viene mejorando sus índices de reciclaje, que eran del 17% en 2018.  

La información surge del relevamiento de la Cooperativa Creando Conciencia, organización que hace la recolección y procesamiento de los desechos reciclables. Y es una información que se comparte con las autoridades en materia ambiental de la Provincia de Buenos Aires, quienes establecen objetivos y parámetros de medición.  

AVN - Portal

Si bien el porcentaje de hogares que realiza la separación de residuos en origen se mantiene estable (en el orden del 50%), el volumen de material que puede ser reciclado cayó sensiblemente.  

La práctica de separación y reciclado fue concebida junto con el nacimiento de Nordelta, como un indicador central de la calidad de vida de sus habitantes. 

Además del notable beneficio ambiental que genera la separación de residuos (ya que se evita que sean enterrados en el predio de la CEAMSE), existe un aspecto económico y social derivado de dicha tarea. Y tiene que ver con la generación de más de 40 puestos de trabajo en la cooperativa Creando Conciencia, con un efecto multiplicador asociado a la producción y comercialización de los objetos a base de material reciclado. 

AVN - Portal

El personal de Creando Conciencia pasa los lunes, miércoles y viernes a retirar las bolsas verdes de Nordelta y se llevan al centro de clasificación, donde procesan lo recolectado en nuestra ciudad y en otros barrios en que opera. Su contenido es colocado sobre una cinta transportadora, donde un equipo de personas separa a mano y coloca en distintos bolsones los envases plásticos, botellas de vidrio, papel y cartón, telgopor, envases tetra brik y latas. Luego, estos residuos son compactados para su posterior reciclaje, y en algunos casos utilizados para la elaboración de productos que comercializa la propia Cooperativa (sillones, bancos, reposeras, huerteras, composteras, entre otros). Es decir, que los desechos se transforman y cobran vida a través de objetos amigables con el ambiente. 

Esta disminución en las cifras de material reciclado debe funcionar como un impulso para redoblar los esfuerzos y así lograr que cada día más nordelteños separen sus residuos en origen. 

El reciclaje es un pilar del carácter sostenible de nuestra ciudad. Y es, también, sinónimo de inclusión económica y social.