9.7 C
Nordelta
lunes 16 de mayo de 2022

Lo Último

Nordelta: De La Matanza al viral de las Ferraris

Una imagen se hizo viral la semana pasada en redes sociales. Varios autos Ferrari estacionados a las puertas de una casa en Nordelta. La postal, que generó revuelo en Twitter, corresponde a la celebración de fin de año de los integrantes del club de la escudería italiana. 45 argentinos son miembros de ese club, entre ellos Jorge Gómez, empresario plástico que fue el anfitrión.

Jorge Gómez, vive en Nordelta, es empresario del rubro plástico hace casi 4 décadas. Tiene 82.000 seguidores en la red social en la que comparte fotos de autos lujosos y cuenta partes de su vida.

En diálogo con TN, el empresario cuenta que la cena de camaradería se hizo en su casa-museo en el Golf de Nordelta a pedido del propio club y que fue él quien les indicó estacionar en la puerta, mientras otros invitados que llegaron al barrio cerrado en autos de otras marcas debieron usar el estacionamiento general. Dice que no vio el video ni las repercusiones, muchas negativas, que tuvo en Twitter.

Millonario, Gómez reparte sus días entre Nordelta, su familia, su fábrica de cajas plásticas de La Matanza, sus viajes a Miami y Europa, con las anécdotas, consejos y fotos -principalmente de autos lujosos-, que casi a diario comparte en la red social Instagram, donde empezó temeroso con apenas 10 seguidores y ahora exhibe más de 80.000.

La F355 en la casa-museo que Jorge Gómez tiene en Nordelta. (Foto: Instagram/@clubferrariarg)

Quién es Jorge Gómez, el anfitrión de la fiesta del club Ferrari en la Argentina

Emprendedor, así se presenta en su perfil de Instagram (@coleccion-gomez). Este empresario de 62 años tiene cuatro hijos y remarca que “se hizo de abajo”. Arrancó hace 38 años con su fábrica de materiales eléctricos Roker en la localidad de Lomas del Mirador, partido de La Matanza.

Hoy, en la misma localidad, tiene dos plantas una destinada a las líneas de cajas eléctricas de plástico, entre otros productos, y otra con productos similares pero metalúrgica.

“En el comienzo vendí mi casa, que era un PH al fondo en Merlo, el auto, que era un autito, y me mudé con mi entonces mujer a lo de mi suegra”, cuenta Gómez sobre sus inicios que coincidieron con la vuelta a la democracia. Con 24 años, estaba al frente de Roker, una planta de apenas 15 metros cuadrados.

Para terminar la segunda fábrica, Gómez vendió un Zonda, un auto de lujo fabricado por el diseñador Horacio Pagani. Era un auto de US$S 300.000 que compró en cuotas en 2015 y hoy está valuado en por lo menos US$5 millones.

La F355 en la casa-museo que Jorge Gómez tiene en Nordelta. (Foto: Instagram/@clubferrariarg)

“No se droguen y hasta la felicidad siempre”, la frase de cabecera de Jorge Gómez

Ahora, afirma, se dedica a vivir la vida, aunque siempre produciendo. Admite que su perfil de Instagram lo creó un mecánico amigo para visualizar las obras de arte contemporáneo que tiene en su casa-museo. “Tengo unos 50 capots de autos pintados, alguna moto, autos y obras de artistas que recién empiezan, porque creo que uno puede ayudar e incentivar a los jóvenes”, cuenta.

La réplica del Zonda que Jorge Gómez mandó a hacer a Uruguay (Foto: instagram/@coleccion_gomez)

Con esa misma idea comparte experiencias, fracasos y éxitos de su carrera y hasta contó que su padre era alcohólico y lo que sufrió esa situación para explicar porqué siempre insiste en sus publicaciones “No se droguen y hasta la felicidad siempre”. Dice que ese posteo tuvo gran repercusión entre algunos seguidores, que le escriben sobre sus problemas con las drogas, la decisión de tratarse y ponerse “una fábrica, a vender colchones o lo que sea” para salir de esa situación.

Fuente TN