15.6 C
Nordelta
viernes 24 de septiembre de 2021

Lo Último

A 31 años de la liberación de Mandela

El 11 de febrero de 1990 Mandela salió de la cárcel tras estar preso 27 años en condiciones infrahumanas y dio un mensaje reconciliatorio con un llamado a los “compatriotas blancos para que se unan a configurar” un país nuevo.

Mandela fue ganador del Nobel de la Paz
A 31 años de la salida de Nelson Mandela de la cárcel, las diferencias raciales en Sudáfrica están lejos de la segregación violenta de la época del apartheid, pero se mantiene una fuerte desigualdad con un mayor desempleo y pobreza entre la población negra, más propensa, además, de morir por coronavirus en un país severamente afectado por la aparición de una cepa muy contagiosa.

El 11 de febrero de 1990 Mandela salió de la cárcel tras estar preso 27 años en condiciones infrahumanas y declaró: “El sufragio universal en una Sudáfrica unida, democrática y no racial es el único camino hacia la paz y la armonía”, en un mensaje reconciliatorio con un llamado a los “compatriotas blancos para que se unan a configurar” un país nuevo.

Parte del sueño de Mandela se cumplió: se terminó el apartheid, un sistema que institucionalizó el racismo, y a partir de 1994 hubo elecciones libres

Parte de su sueño se cumplió: se terminó el apartheid, un sistema que institucionalizó el racismo, y a partir de 1994 hubo elecciones libres que gana hasta la fecha el Congreso Nacional Africano (ANC), incluyendo los cinco años de Presidencia de Mandela o “Madiba”, nombre de un jefe de la etnia thembu con el que lo bautizaron con cariño sus seguidores.

Otra parte de esa lucha del ganador del Nobel de la Paz quedó inconclusa ya que pese a los avances, Sudáfrica es hoy uno de los países más desiguales del mundo, según el Banco Mundial, con un reparto muy desequilibrado de la riqueza y una escasa capacidad de ascenso de la población más pobre, en su mayoría negra y mestiza.

“No se progresó lo suficiente en la erradicación de la pobreza y la reducción de la desigualdad que se mantienen en niveles extremos”, afirmó a Télam Daryl Glaser, profesor de Estudios Políticos en la Universidad del Witwatersrand, ubicada en Johannesburgo.

De acuerdo a estadísticas oficiales, los trabajadores blancos tienen en promedio un sueldo tres veces más alto que los negros y casi la mitad de la población negra está por debajo de la línea de pobreza, situación en la que está solamente el 1% de los blancos. También existe una desigualdad por género, con peores índices económicos de las mujeres en comparación a los hombres.

Fuente: Telam