17.6 C
Nordelta
domingo 22 de mayo de 2022

Lo Último

Bonprix, el retailer que lidera la categoría de bebidas en Nordelta

Supermercados de nicho: el triunfo de la segmentación

Fundada en 2015 por Diego Arzac y Agustin Pastorino, Bonprix es la distribuidora que lidera el mercado de bebidas de Zona Norte. Un supermercado de botellas, latas y más, que nació bajo la premisa de ser una solución rápida para comprar bebidas, con y sin alcohol, cerca de sus clientes, con excelente atención y precios insuperables.

Diego Arzac, administrador de empresas con perfil entrepreneur, y más de una década de experiencia en el área comercial de distintos retail (trabajó para Día, Makro, Eki y Walmart), encontró un nicho en el mercado: las compras de bebidas. Por volumen, merecían ser un rubro independiente de otros consumos en el supermercado.

Agustin Pastorino, licenciado en psicología con experiencia en real estate y tecnología, ayudó a perfilar el negocio, entendiendo las necesidades del cliente y las demandas a la hora de la atención: y ambos se combinaron para convertir a Bonprix en un éxito en expansión.

“Vimos una oportunidad en la categoría de bebidas, es la categoría de consumo masivo que más crece. Y la tendencia es comprar de forma separada a la compra general de supermercado”, explica Arzac. “Sobre eso, la idea es mejorar todo lo que se pueda la experiencia de compra de los clientes, para que pueda comprar de manera rápida, sin mucha espera y que la mercadería sea cargada en el auto“, agrega Pastorino.

Con una inversión de u$s100 mil, donde volcaron sus ahorros, abrieron su primer local hace cuatro años en un pequeño depósito en Tortuguitas.

Hoy en día la empresa está por inaugurar su octavo punto de venta en Martínez (en el corredor gastronómico de Avenida Libertador), además de los que ya tiene en Tortuguitas, Nordelta, Talar, San Isidro, Pilar, Benavidez y Bella Vista.

Al servicio en locales se le suma además un delivery propio vía WhatsApp, web y por medio de aplicaciones. Y están desarrollando una herramienta que calcula la cantidad de bebidas según el número de asistentes y el tipo de evento. A esto, Bonprix lo resume en los ejes: calidad, velocidad y facilidades, los mismos que se necesitan a la hora de planear una reunión.

Atrás quedaron las trabas para el abastecimiento y la reticencia de las grandes industrias del rubro, que hoy abrazan el proyecto y colaboran en obtener precios competitivos. Un modelo de negocio que los dos años de pandemia terminaron por decantar y potenciar enormemente.

Negocio que creció durante la pandemia

“La categoría de bebidas creció en pandemia. Creo que porque la gente estaba más en casa y consumía más. Luego en la etapa que se permitían las reuniones, pero no había bares ni restaurantes, las juntadas se hacían en casa y eso nos benefició. Cuando llegó la pandemia teníamos dos locales, pero durante la pandemia abrimos seis más”, explica Pastorino.

La marca, que hoy emplea a más de 50 personas, es referente local de eficiencia y correcta utilización de recursos, lo que se traduce en rentabilidad y mejores precios para los consumidores. Un círculo virtuoso dentro del cual proyectan un 2022 que los acerque a los 18 locales a fin de año -entre propios y franquiciados- , y una facturación de mil millones.

“Afortunadamente tuvimos la capacidad de poder girar el rumbo y persistir a pesar de haber tenido un comienzo trastabillado, y lograr el modelo de negocio que siempre quisimos. Hoy hay propuestas para expandirnos a través de locales propios y franquicias en Uruguay, Paraguay, Perú y varias localidades del interior del país”, concluye Arzac.