11.2 C
Nordelta
viernes 24 de septiembre de 2021

Lo Último

En toda crisis nace una startup

Con la pandemia muchas empresas aceleraron los procesos de transformación digital, impulsadas por el surgimiento de nuevas necesidades y hábitos de consumo propio de la nueva normalidad: startups como Space Guru respondieron a las nuevas demandas

Históricamente, de toda crisis siempre surgieron nuevas oportunidades de negocio, emprendimientos que luego se transformaron en grandes compañías internacionales que supieron aprovechar los momentos de dificultad para captar nuevas necesidades.

Empresas de renombre nacieron en plena ebullición de alguna crisis, como McDonald’s en 1948 tras la crisis que generó la desmovilización del gobierno estadounidense de la economía de guerra. La cadena Walmart, fundada en 1962 y en medio del flash crash, cuando el índice Standard & Poor’s 500 cayó más del 27%. En esa misma época de crisis nace Nike, creada en 1968. En las crisis más recientes aparecen empresas como Facebook o Tesla, que nacen tras el estallido de la burbuja de las puntocom; y Airbnb, creada en plena crisis estadounidense de 2008 con impacto en todo el mundo.

Si bien, la pandemia es un contexto diferente, sin precedentes ni preaviso, también obligó a muchas empresas y emprendedores a ingeniárselas para dar respuesta a nuevas necesidades.  Quienes lo supieron aprovechar, convirtieron la situación en una nueva oportunidad.

Ya en prepandemia Argentina contaba con credenciales de ser uno de los principales nichos de startups de Latinoamérica, llegando a sumar hasta cinco unicornios -compañías con una valuación mayor a los u$s 1000 millones – en los últimos años. Son firmas basadas en tecnología, emergentes dentro de un mercado en constante movimiento y transformación: MercadoLibre, Globant, Despegar, OLX y Auth0.

La disrupción digital local floreció en la pandemia e impulsó la innovación en el ecosistema emprendedor argentino, tendencia que se dio no solo en aquellos verticales relacionados con el COVID-19, como es el caso de la salud, educación y el sistema. Más allá de la crisis sanitaria, la pandemia también ha puesto sobre la mesa otros desafíos, que impulsaron la explosión de nuevos formatos de negocios, es el caso de Space Guru, una startup de economía circular enfocada en solucionar problemas de espacio en las grandes ciudades. En 2019, Livia Armani y Felipe Herrera, sus cofundadores, visualizaron una problemática: ¿Qué hacer con los objetos que no uso? ¿Dónde guardar las cosas que ocupan espacio en el hogar, oficina o fábrica? Así nace Space Guru, una baulera de guardado inteligente.

“Pudimos capitalizar todos los escenarios y mostrar que los problemas de espacio no solo surgen cuando nos mudamos: disfrutar de casas más cómodas durante la pandemia se convirtió en una necesidad real y tangible, y Space Guru estuvo ahí para ayudar a la gente a tener espacios más despejados y agradables guardando lo que no usaban por un tiempo. Por eso crecimos un 393% en los meses de pandemia, comparado con el mismo período pre-pandemia”, asegura Livia Armani.

Un servicio basado en tecnología inteligente

La startup invirtió el 30% del capital de la ronda semilla en todo lo que refiere a tecnología. Cuenta con una plataforma de logística y de gestión punta a punta desarrollada a medida del modelo de negocio por un equipo TI muy joven y altamente capacitado en este tipo de desarrollos de sistemas avanzados. “Desde el primer momento empezamos a desarrollar nuestro propio sistema, todo de manera in house, lo que nos da 100% el control de calidad. Este desarrollo, que no para de evolucionar día a día, permite que el cliente pueda hacer todo de manera digital, desde conocernos, cotizar, contratar, pactar un retiro, controlar sus cosas y decidir qué hacer con ellas”, señala Gonzalo Medina, CTO de Space Guru, quien en los últimos seis años lideró diferentes proyectos tecnológicos, para lo que tuvo que capacitarse e interiorizarse sobre el funcionamiento y procesos de las áreas de marketing, logística, ventas y operaciones de Space Guru.

“Space Guru cuenta con un sistema que nos permite marcar trazabilidad de todo: desde el primer momento que un potencial cliente nos contacta sabemos a través de qué medio lo hizo, con quién se contactó primero, qué le interesaba consultar, si cotizó y cuántas veces lo hizo, cuál fue el costo final del servicio cotizado y finalmente si se convirtió en cliente o no. El proceso operativo y logístico también está soportado por todo nuestro sistema tecnológico e inteligente”, agrega Gonzalo Medina.

Al ser un servicio basado en tecnología de vanguardia, intuitivo e inteligente, se adapta a las necesidades específicas de cada cliente, y posibilita identificar oportunidades de mejora para plantear soluciones a tiempo.

“Nosotros desarrollamos todas las herramientas para que cada área de la empresa pueda hacer mejor su trabajo y brindarle un mejor servicio al cliente. Nuestro desarrollo es constante, a medida que crecemos, el sistema crece, de esta manera cada área compuesta por uno o diez colaboradores tendrá todo el soporte tecnológico para realizar su trabajo. Esto es lo positivo de tener un equipo que trabaje exclusivamente para un desarrollo propio y de tener el control de este desarrollo sin tercerizar nada”, explica el CTO de Space Guru.

Emprender de cero o reconvertir un negocio no es una tarea sencilla y más aún en plena pandemia, requiere de liderazgo y trabajo en equipo, además de inversión en desarrollos tecnológicos de vanguardia que pueda satisfacer las necesidades del cliente y los nuevos requerimientos del negocio. “Nuestros clientes pueden percibir el funcionamiento aceitado de nuestra tecnología, en cada etapa del servicio sin tener que pisar el depósito físicamente y poder resolver todo desde WhatsApp, la web o la aplicación. Además de ver en su catálogo los objetos que decidió guardar, en cualquier momento”, asegura Gonzalo Medina. Y agrega: “En muy poco tiempo, nuestros actuales y potenciales clientes, también podrán alquilar o vender sus cosas de la manera más sencilla y práctica, y todo ese proceso lo podrá realizar de forma virtual”.

En un mundo tan cambiante, toda crisis puede surgir en el momento menos pensado. La pandemia llegó, pero nadie sabe cuando se irá, en el mientras tanto, la vida continúa y las empresas y negocios tendrán que seguir nadando en aguas turbulentas. La única forma de sobrellevar la incertidumbre es poder tener la capacidad de readaptación a los nuevos escenarios que se presenten. Las startups argentinas saben mucho de surfear crisis, e identificar oportunidades.

Para Space Guru queda un largo camino por recorrer, con nuevos desafíos por delante. “Hoy tenemos las cosas más claras, estamos pasando a sistemas mucho más maduros, y vamos implementando nuevas mejoras. Nuestro equipo diseña a escala global y se prepara para implementarlo globalmente, pues nuestro desafío es adaptar todo este sistema inteligente en otros países y ciudades, llevar nuestros servicios y sistema a mercados internacionales”, concluye Gonzalo Medina.

Acerca de Space Guru

Space Guru es una startup de economía circular enfocada en solucionar problemas de espacio en las grandes ciudades. Desde su año de fundación, en 2019, la startup no para de crecer, contando con más de 3.000 clientes, 40.000 ítems guardados y más de 20 millones de pesos facturados en tan solo algunos meses desde iniciada su operación.

Web: https://space.guru/