23.4 C
Nordelta
jueves 2 de diciembre de 2021

Lo Último

Nordelta: Los carpincho ahora llegaron a el prestigioso The Wall Street Journal

La problemática entre los vecinos de Nordelta y los carpinchos, los roedores más grandes del mundo, captaron la atención de The Wall Street Journal.

La explosión mediática que obtuvo la fiebre de los carpinchos en Argentina repercutió en otras latitudes, en especial porque se trata de los roedores más grandes del mundo, según acaban de presentarlos en el The Wall Street Journal. Tanto es así que embajadas como la de Japón salieron a defender a estos animales que son considerados todo un símbolo en la cultura japonesa, y hasta lo lograron imponer la Ley de Humedales en el país. Ahora, la discusión se elevó a un nivel más con el artículo del WSJ, que expuso la problemática entre los vecinos del barrio de Nordelta y estos roedores de gran tamaño.

Capybaras are taking it by storm Capybara, the world's largest rodent,  grazing in Argentina's gated community of Nordelta. SILVINA FRYDLEWSKY FOR  THE WALL STREET JOURNAL Rodents the Size of St. Bernards Swarm

En la nota escrita por los periodistas Silvina Frydlewsky y Kejal Vyas titulado “Roedores del tamaño de San Bernardo pululan en una comunidad cerrada exclusiva”, advierten que “la saga del hombre contra la naturaleza de Nordelta está atrayendo la atención nacional”. En ella, detallan la postura de los ambientalistas -al que los vinculan con la izquierda argentina- por preservar el hábitat natural de los carpinchos y que no deben ser molestados por las familias ricas que residen en Nordelta.

Rodents the Size of St. Bernards Swarm an Exclusive Gated Community - WSJ

Nordelta se construyó en las afueras del delta del río Paraná, al norte de Buenos Aires, después de comenzar a construirse en 1999. Se comercializó como un refugio seguro al estilo estadounidense para los argentinos adinerados, incluidos los residentes de tiempo completo. Un eslogan en el sitio web de Nordelta promete ‘la tranquilidad de la naturaleza y la comodidad de la ciudad’

“Me indignaron las quejas de los residentes de Nordelta. Son los humanos los que invadieron el territorio del capibara (así lo llaman en Wall Street Journal)”, dijo Adrián Mazza, un guía turístico de 47 años en un parque nacional.

Rodents the Size of St. Bernards Swarm an Exclusive Gated Community - WSJ

Para el diario estadounidense, resulta sorprendente como este tema puede llegar a causar tanta polarización: “Estas cosas siempre se dividen entre derecha e izquierda, ricos y pobres, y aquí tenemos estos animalitos atrapados en el medio”, afirmó la bióloga y conservacionista Talía Zamboni.

A su vez, resaltaron la opinión de otros vecinos que prefieren que los carpinchos sean reubicados, citando accidentes de tráfico y otros inconvenientes: “No podemos tener un animal salvaje viviendo aquí, corriendo por las calles principales”, dijo una mujer que no quiso dar a conocer su nombre. Por otro lado, citaron al periodista Marcelo Canton que dirige la asociación de vecinos de Nordelta: “Su grupo ha propuesto varios planes a los reguladores del gobierno. Uno es crear una reserva de 500 acres para capibaras en Nordelta. Otra idea: castrar a los machos. Mientras tanto, la asociación colocó letreros en las carreteras instando a los automovilistas y ciclistas a estar atentos a los capibaras”. “Fue muy doloroso ver a la gente acusarnos de maltratar a los capibaras, porque aquí los respetamos mucho”, finalizó Marcelo Canton.

La nota completa del WSJ: https://www.wsj.com/articles/rodents-the-size-of-st-bernards-swarm-an-exclusive-gated-community-11633882543