11.8 C
Nordelta
lunes 16 de mayo de 2022

Lo Último

Nordelta recicla más de 1.600 toneladas de residuos al año

Es un 30% del total de basura generada en la Ciudad. Pero ese porcentaje ha tenido un ligero retroceso, lo que llama a renovar el compromiso con el medioambiente.

En el último año, la Ciudad generó un total de 5.328 toneladas de basura. De esa cantidad, un 30%, lo que representa 1.603 toneladas, fue separado en origen para su reciclaje. La cifra es impactante, pero muestra un cierto estancamiento en la proporción que se separa para el tratamiento y reutilización

En 2018, los vecinos de Nordelta generaron 4.949 toneladas de residuos, de las cuales el 69% (3.416 toneladas) correspondían a residuos húmedos y el 31% (1.533 toneladas) eran reciclables. Desde entonces la cantidad de basura no ha crecido más que el 7,7%, pese al incremento de población. Pero ha habido una ligera caída en el porcentaje de separación en origen y reciclaje.

De acuerdo al relevamiento realizado en 2021 por la Cooperativa Creando Conciencia, que procesa los residuos de la Ciudad, la composición de los materiales separados se clasifica de la siguiente manera: 51% de papel / cartón, 16% plástico, 9% vidrio y 1% metal. El 23% restante no puede ser reciclado y continúa su camino hacia la CEAMSE. Se trata de cifras que se mantienen prácticamente inalterados desde el 2018 a la fecha. Y que nos convocan a trabajar en la mejora de dichos indicadores.

La separación de residuos en origen no solo genera un notable beneficio ambiental (ya que se evita que sean enterrados en el predio de la CEAMSE), sino que existe además un aspecto económico y social. Y es la generación de más de 40 puestos de trabajo de Creando Conciencia, con un efecto multiplicador asociado a la producción y comercialización de los objetos producidos a base de material reciclado.

El personal de Creando Conciencia pasa los lunes, miércoles y viernes a retirar las bolsas verdes de Nordelta y se llevan al centro de clasificación. Su contenido es colocado sobre una cinta transportadora, donde un equipo de personas separa a mano y coloca en distintos bolsones los envases plásticos, botellas de vidrio, papel y cartón, telgopor, envases tetra brik y latas. Luego, estos residuos son compactados, y en algunos casos utilizados para la elaboración de productos que comercializa la propia Cooperativa (sillones, bancos, reposeras, huerteras, composteras, entre otros). Es por ello que una parte de los desechos se transforma y cobra vida a través de objetos amigables con el ambiente.

La separación de residuos en origen es un compromiso que asume cada nordelteño al momento de integrarse a esta comunidad. Y es también una manera de participar activamente en el cuidado del hábitat que nos rodea.