23.4 C
Nordelta
jueves 2 de diciembre de 2021

Lo Último

Robo en Nordelta: lingotes de oro, valiosos relojes y 50.000 dólares, el botín del asalto

El hecho delictivo ocurrió en una casa del barrio Los Castores II cuando los propietarios estaban de viaje; son dos los sospechosos detenidos por el asalto

Para preparar el golpe en Nordelta alquilaron una casa por la que pagaron US$5000. Era la forma de estudiar los movimientos y elegir el blanco sin levantar sospechas. Cuando se decidieron a concretar el plan, les resultó sencillo: los dos ladrones ingresaron en el complejo urbanístico de Tigre sentados en el asiento trasero del auto registrado por el inquilino. Eso fue el mediodía del sábado pasado. Poco después se produjo el robo en una casa del barrio Los Castores II, donde los delincuentes se alzaron con un botín de 50.000 dólares, relojes, lingotes de oro y otros objetos de valor.

Así lo pudo reconstruir LA NACION de fuentes de la investigación. Por el hecho hay dos sospechosos aprehendidos. Se trata de Juan Carlos Antonio Lacco, el inquilino, y de Gustavo Lucas, de 44 años y con antecedentes penales por robo.

“Lucas purgó una condena por robos. Se dedicaba a protagonizar hechos en barrios cerrados”, explicó una fuente policial. Ahora, los investigadores intentan identificar al otro acompañante de Lacco.

El asalto ocurrió el sábado pasado en una casa de Los Castores II, cuando la familia propietaria estaba de viaje. En la vivienda, que cuenta con cámaras de seguridad, estaba una empleada doméstica, que denunció haber sido sorprendida y maniatada por ladrones que escaparon con diferentes objetos de valor.

Los encargados de seguridad de Nordelta recibieron la llamada con la denuncia a las 19. Los ladrones, según consta en los registros fílmicos, se habrían ido con Lacco en el auto a las 17.

“La Asociación Vecinal Nordelta (AVN) informa que hoy por la tarde [el sábado pasado] la guardia de Los Castores recibió una denuncia de una empleada de una casa del barrio sobre que habría habido una intrusión en la vivienda. Ante el llamado se activaron todos los protocolos de seguridad. La familia propietaria no estaba en la vivienda. AVN, como parte de los protocolos, dio inmediata intervención a la policía y al Centro de Operaciones Tigre (COT), organismos competentes que están investigando la denuncia”, se informó aquel día a los residentes del enclave urbanístico.

A partir del análisis de las cámaras de seguridad de Nordelta se pudieron obtener imágenes de quienes habrían ingresado en la casa y también el momento en el que salieron del complejo en el mismo auto en el que habían entrado como acompañantes del inquilino.

Fuente La Nación