26.4 C
Nordelta
domingo 4 de diciembre de 2022

Lo Último

Según el estudio Taste Tomorrow, en Argentina, el 77% no quiere que desaparezcan los locales físicos

Taste Tomorrow, es el ecosistema más grande del mundo para el entendimiento del consumidor de productos de panadería, pastelería y chocolatería. Puratos muestra cómo las preferencias de los consumidores y sus hábitos de consumo cambiaron con la pandemia

Aproximadamente 7 de cada 10 argentinos que consumen panadería, repostería y chocolate quiere saber de dónde viene su comida y cómo ha sido producida, mientras que el mismo porcentaje busca alimentos adaptados a su estilo de vida individual, es decir que estén ajustados a sus necesidades nutricionales.

Los datos surgen del capítulo local de “Taste Tomorrow”, un estudio donde se consultó a casi 18.000 consumidores mediante entrevistas online y monitoreos constantes de conversaciones en las redes sociales. La investigación abarcó 44 países alrededor del mundo, entre ellos Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, México y Perú donde fueron consultados 3200 consumidores, de los cuales 400 fueron argentinos.

El estudio dejó en claro, en este caso a nivel global, el crecimiento que experimentó la compra online en cada una de las categorías de productos del relevamiento. Donde se toma como parámetro al menos 1 compra en 12 meses. De esta forma,  entre la gente que consume chocolatería, los compradores virtuales pasaron del 26% al 49%, donde esa misma comparación mostró que entre los que consumen pastelería el aumento fue  del 28 al 50%, mientras que en panificación pasó de 22 a 42%.

En la Argentina, sin embargo, a pesar del crecimiento de la venta online, el 77% no quiere que desaparezcan los locales físicos, un porcentaje que está por encima del 71% que piensa lo mismo en Latinoamérica.

Asimismo, el principal criterio de compra es el sabor. En este sentido, los sabores tradicionales son los más elegidos y dentro de los principales motivos de esto es que la situación de la pandemia generó que los consumidores busquen reconfortarse dándose un gusto comiendo algo rico y reconocido.

Al mismo tiempo, se suman otros criterios: por ejemplo, la expectativa por experimentar diferentes texturas en los productos de pastelería, panificados y chocolate ha crecido a un 73%, al tiempo que la higiene y el carácter saludable de los productos se han vuelto una prioridad para muchos consumidores.  Por su parte, los granos y semillas, el multicereal y las fibras se suman y potencian, como ingredientes ganadores, a la percepción del  sabor y del carácter saludable de los alimentos.

Según la última versión del Taste Tomorow,  los consumidores de la región valoran las empresas que protegen el medio ambiente, donde un 82% aprecia los empaques sustentables, un 75% la producción que toma en cuenta el medio ambiente, mientras que un 80% los productos orgánicos y un 69% el cero desperdicio.

La investigación mostró cómo aumentó la compra semanal de alimentos de origen vegetal, que en todo el mundo pasó de 14% en 2018 a 37% en 2021. En el caso de Argentina, lidera la región con un consumo del 51% respecto a los demás países encuestados.

Los consumidores esperan que la comida ofrezca algo más que salud. En ese  sentido, el 83% de los consultados dijo que busca productos que mejoran su salud gastrointestinal, por su efecto positivo en el sistema inmunológico, y el mismo porcentaje dijo que mejorar su salud gastrointestinal tiene un efecto positivo en su salud y bienestar mental. Especialmente durante y luego de la pandemia, el foco en  la salud mental cobró un lugar preponderante en la sociedad y los consumidores comenzaron a evaluar cuánto impacta la nutrición y sus efectos en la salud mental.

“No es de extrañar que la pandemia haya tenido importantes consecuencias en nuestro sector”, comentó Pierre Tossut. “Pero no es el único factor que está determinando las conversaciones y los comportamientos. Y como resultado, el hecho de que el coronavirus se convierta en algo del pasado, como así será, no significa que las tendencias que hemos compartido también pasen rápidamente a la historia”, agrega.

“Con Taste Tomorrow, entendimos que, si bien el contexto actual ha tenido modificaciones significativas, las industrias tienen potencial no solo para una recuperación, sino para mejorar y darle a los consumidores mejores productos que respondan a sus nuevas necesidades e intereses, con los cambios en su estilo de vida, necesitamos adaptarnos y ofrecerles soluciones que aporten valor a su vida diaria”, concluyó Tossut.