11.8 C
Nordelta
lunes 16 de mayo de 2022

Lo Último

Autos de Culto, autos arte, autos joyas, autos, autos…

Por Silvana Salvucci*

Italia, autos de culto, culto de autos, autos de sueños, autos soñados, arte y diseño en esos objetos de deseo llamados autos.

En poco más de 90 kilómetros, entre las ciudades italianas de Bolonia y Parma, se concentran los museos y las fábricas de algunos de los mejores coches del mundo.

Constructores de leyenda como, Ferrari, Lamborghini, Maserati, Pagani y la mítica marca de motos Ducati. Son iconos del diseño italiano.

Ese recorrido en la región de Emilia Romagna es conocido como “Valle del Motor”, y además como es la región de Italia donde mejor se come, el tour será un verdadero placer si gustan de la buena mesa, de manera que será imprescindibles hacer un stop o varios, jaja en Bologna, Parma o Módena.

En el año 1963 en la pequeña localidad de Santa Ágata, a sólo 25KM de Bologna, la primera fábrica Lamborghini, daba a luz  su primer proyecto de coche, el Lamborghini 350 GTV, luego el 350GT del cual se fabricaron 120 Unidades.

Allí la perfección se hace coche y es Lamborghini. Creando estas bellezas como el Aventador.

Lamborghini Aventador S Roadster: pura belleza - Proveedor y fabricante de  piezas y componentes metálicos

Esta gran casa automovilística nacida bajo el signo del Toro, símbolo de la marca por ser Tauro el signo del zodiaco de su fundador, Ferruccio Lamborghini, un emprendedor con enorme talento que pasó de construir tractores a fabricar superdeportivos, que era su verdadera pasión. Entre los legendarios se encuentra el Miura SV,  el Countach, y el Murciélago.

Si pueden visiten la fábrica y quedarán maravillados, de la perfección entre el diseño y tecnología. Además de admirar la dedicación con la que los operarios construyen cada pieza de estas joyas,  descubrirán que el cliente de estos superdeportivos puede incluso solicitar que la tapicería tenga el color de los ojos de su pareja

El Museo Ferruccio Lamborghini, inaugurado en 2001, es uno de los dos museos Lamborghini que hay en el Valle del Motor.

La historia nos cuenta que esta  marca  es el resultado de una venganza. Cansado por sus inversiones en coches que no respondían con la calidad que él esperaba, llamó a Enzo Ferrari para quejarse de “la basura que eran sus coches”.  Lo cual obviamente no cayó nada bien al propietario del ‘Cavallino rampante,’ Enzo, quien le contesto “Un fabricante de tractores no sabe nada de coches”.

Si este es el resultado de una venganza, pues bienvenida sea.

Sigamos el recorrido por el Valle del Motor hasta Modena, a 43 km de Bologna.

La fábrica de automóviles deportivos de alta gama Maserati fue fundada en Bologna por Alfieri Maserati en 1914. El emblema de Maserati es el tridente, inspirado en la estatua de la Fuente de Neptuno de Bologna, que adorna la Plaza Mayor.

Consideraron ese emblema muy apropiado para coches deportivos debido a que Neptuno representa la fuerza y el vigor.

La marca fue adquirida en 1937 por el empresario italiano Adolfo Orsi, que traslado la fábrica desde Bolonia a Módena, y bajo cuya dirección Maserati produjo los primeros automóviles en los que el lujo recibió la misma atención que la potencia. En 1968 Maserati fue adquirida por Citroën,  que a su vez la vendió en 1975 a un consorcio administrado por el expiloto de Fórmula 1 argentino, Alejandro de Tomaso.  De Tomaso, con ayuda del diseñador Ghia, creó algunos de los automóviles más interesantes de todos los tiempos: Ghibli, Khamsin, Bora, Kyalami y los modelos biturbo, entre otros. Estos nombres fueron tomados de famosos vientos de África y Asia.

En 1993 Maserati fue comprada por la empresa también italiana Fiat. En el año 2003 hubo un gran crecimiento que se debió a la demanda del Maserati Quattroporte, su modelo de cuatro puertas.

La marca tiene un historial deportivo, con presencia y triunfos a nivel internacional durante las décadas de 1930, 1940 y 1950. Los puntos máximos de esta actividad fueron los campeonatos mundiales de Fórmula 1 obtenidos con Juan Manuel Fangio en 1954 (compartido con Mercedes-Benz) y 1957. El último triunfo de un motor Maserati en Fórmula 1, fue el Gran Premio de Sudáfrica 1967.que ganó Pedro Rodriguez.

Maserati desarrolló quince coches de carreras de GranTurismo MC, homologados para la Copa de Europa y la Serie Nacional de Resistencia, uno de los cuales compitió bajo los colores de la escudería GT Cool Victory en Dubái en enero de 2010.

Fueron siete firmas diferentes las que fabricaron sus carrocerías a lo largo de sus 9 años de producción: Zagato, Pininfarina, Pietro Frua, Ghia, Bertone, Carrozzeria.

Por Silvana Salvucci
Autora de Recorre Italia