23.7 C
Nordelta
lunes 26 de septiembre de 2022

Lo Último

“5 Habilidades que te ayudarán a decir “NO” (SIN SENTIR CULPA)”

Por Vale Costa*

¡Hola! ¿Cómo estás? Hoy paso nuevamente por este espacio para hablarte sobre un tema importante y que muchas veces nos pone incómodos. El decir  NO… sin sentir culpa.

¿Cuántas veces fuiste incapaz de decir que no a los pedidos de los demás sin sentirte culpable?  

Muchas veces dije ¡Sí! cuando otra parte mía quería decir NO!!! 

Hasta que un día me vi haciendo cosas que no tenía ganas, solo por complacer a los demás ¿La razón?  no parecer grosera, tener miedo al rechazo o al conflicto, pero el tema estrella que me llevaba a tomar  esa siempre esa decisión, por lo menos a mi, era: la necesidad de ayudar al otro. 

Con el tiempo me di cuenta que esta forma de actuar, no siendo fiel a mi misma, me traía malestar, ansiedad, dolores de cabeza,  bronca conmigo misma y no sumaban a mi bienestar.  

Fue en un proceso interno, no muy agradable, donde trabajé habilidades para poder escuchar y expresar lo que realmente sentía y quería en ese momento. Esto me hizo sentir menos culpas y comunicarme de una manera amable frente a la persona que estaba esperando mi respuesta. 

Decir constantemente que “Sí” por miedo u obligación cuando realmente NO querés, fortalecerá colocar las necesidades de los demás por encima de las tuyas y eso a veces esconde baja autoestima, falta de amor propio, poca confianza, no saber poner límites, no valorar nuestro tiempo etc.

¿Qué crees o pensás que pasaría si empezás a decir NO cuando lo sentís? 

¿Te rechazarían, perderías amigos, te considerarían una mala persona o un ser desagradable? Mmmm no lo creo.

A continuación te voy a compartir algunas técnicas que apliqué en mi para poder decir “NO”, sin morir en el intento. 😀

  1. RECONOCER QUE TENÉS DERECHO A DECIR “NO”

Todos tenemos ese derecho y eso no quiere decir que seas egoísta o insensible. 

  1. ACEPTAR LA INCOMODIDAD

Al principio es normal que te sientas incómodo, se consciente que esto es parte del proceso. Un error en los comienzos es decir “SÍ” para evitar sentir ese malestar horrible. Pensalo como un músculo,  a medida que lo desarrolles, lo trabajes y lo practiques esa sensación “fea” se va a ir debilitando hasta desaparecer. 

  1. RESPUESTA CORPORAL

Decir NO con la palabra solamente, no es suficiente.

Sostené la mirada aunque te cueste, evitá por todos los medios cruzar tus brazos,  jugar con tu anillo, tu reloj, tu cadena, chasquidos de dedos, o jugar con lo que tengas al alcance de tus manos para suavizar los nervios.

Sostené una postura firme, pero relajada, acompañala con una sonrisa cálida. Todas las personas que nos pidan algo serán personas que apreciamos o queremos, no te olvides de eso. No tenés que convertirte en un ogro para decir que NO. 

  1. RECONOCER QUE NO PODÉS CON TODO

Si no aprendemos a decir que “NO” vamos a vivir la vida siempre en un segundo plano a disposición de los demás. Es posible ser solidario con el otro, pensando primero: ¿qué estoy priorizando? esta pregunta es la clave para no decirle “SÍ” a todo el mundo. El ayudar debe ser una decisión propia, sin sentir peso. Sentir disfrute, si no tenés esa sensación, hacé una pausa y pensá que emoción te despierta hacer eso que te piden. 

  1. SI NO ESTÁS SEGURO, TOMATE UN TIEMPO

No tenés que dar una respuesta inmediata. Si no estás seguro, tomate un tiempo y pensalo. Comprometerte para luego darte cuenta que no vas a tener suficiente tiempo para esa actividad, te va a hacer  sentir peor más tarde y más culpa.    

Decirle “NO” al marido, a la esposa, a la pareja, a los hijos, a los nietos, a los amigos, al socio, en el trabajo: no es decirles ¡NO ME IMPORTA!,  es decir lo que nosotros queremos que pase. 

Aprender a escucharnos ayuda a desarrollar nuestra autoestima. Ponerte como prioridad no te convierte en alguien a quien vayan a rechazar o a dejar de querer (eso pasa en tu mente) al contrario, te convierte en alguien que decide lo que quiere hacer con criterio. 

Siempre desde el amor podemos ser empáticos, poner límites y decir “NO”. 

La culpa es “un aviso” que nos dice: ¡Cuidado vas a  cometer un error y serás reprendido por eso! Nosotros somos nuestros propios jueces y sentimos culpa cuando transgredimos alguno de nuestros valores. 

¿Qué valor estás descuidando cuando sentís esa culpa?

Cuando alguien te pida un favor tomá conciencia de cómo te sentís.  Nuestro cuerpo habla, nos sentimos mal o sentimos felicidad.  

Si no hay ninguna señal de estrés a la vista y te sentís feliz ayudando…  da el “SÍ” y sino… con una linda sonrisa y mucho amor propio decí “NO” porque esta vez  LA CULPA se tomó vacaciones y no me va a castigar. 

¡El tiempo que inviertas en vos mismo y en tu felicidad, será el mejor tiempo invertido de todos!!!

Deseo de corazón que te haya gustado el tema de hoy. Me podés contactar en  mi cuenta de Instagram @conectadashoy seguime para no perderte todo el contenido de valor que siempre comparto.

Un beso grande!

☆★彡・::・VALE COSTA ・::・彡 ★☆

Soy Vale Costa, inquieta, motivadora, positiva innata y Coach Ontológica Certificada.

Me encanta ayudar a las personas a despertar su CONCIENCIA. Mi propósito es ayudarlas a que desarrollen su autoconocimiento y descubran su potencial escondido… ese que las acerca a su MEJOR VERSIÓN.

Me podés contactar desde mi cuenta de Instagram @conectadashoy 

Recordá que: 

“Si CAMBIÁS tus pensamientos, cambiás TU MUNDO”

Si queres leer todas las columnas anteriores de Valeria Costa (CLICK ACA)