Lo Último

La elegancia de la sencillez

Por Andrea Andriano*

Audrey Hepburn lució un diseño de Givenchy en la película “Desayuno en Tiffany´s” que es un ejemplo perfecto de armonía a partir de la simpleza.

En la película “Desayuno en Tiffany´s”, la protagonista Holly Golightly, interpretado por Audrey Hepburn, lució el inolvidable vestido de satén negro que representaba un aura de elegancia a través de un diseño sencillo. 

Fue un maxi vestido diseñado por su amigo Hubert de Givenchy, el cual inicialmente tenía una apertura lateral en la falda que aparece en la cartelera de la película, pero consideraron que no era apropiado para el personaje. 

Representaba una silueta mucho más sobria y estilizada que las que mostraban las actrices de Hollywood de su tiempo, con mínimos pliegues en la cintura y un maravilloso escote en la espalda con forma de media luna, ideal para lucir el collar de perlas. 

El color fue significativo ya que en ese momento predominaban los estampados y colores vivos. Se supo graficar el sentimiento de la protagonista con una mezcla de glamour y melancolía. Los accesorios textiles cerraron este look de manera maravillosa con una chalina blanca y guantes ¾ de satén negro. 

Amo ese vestido negro y amé conoce ese escaparate junto a Déborah, mi cuñada, aquel septiembre de 1994.

Andrea Andriano – Diseñadora de Alta Costura, formada en Argentina y Paris, y consultora de Imagen. Supo tener su propio atelier en C.A.B.A durante 35 años realizando más de 3000 vestidos.
IG: andreaandrianocreaciones

- Advertisement -