29.2 C
Nordelta
miércoles 7 de diciembre de 2022

Lo Último

“Dime con quién andas y te diré qué energía tienes”

Por Vale Costa*

La semana pasada te hablé sobre qué podemos hacer para mejorar nuestro estado de ánimo, y cómo poder afrontar esos momentos incómodos que ponen en jaque nuestro ánimo y nuestras emociones.

Si querés seguir leyendo la nota de la semana pasada, podés hacer click aquí.

¿Te pasó alguna vez, personal o profesionalmente, que querés conseguir algo pero que por alguna razón y no sabés el por qué eso que querés se traba?  

Te pusiste a pensar el por qué de tu estancamiento y te diste cuenta que había algunas creencias que tenías que trabajar, cosas que cambiar para poder avanzar… pero aún así, no lograbas alcanzar tus metas.

¿Y el entorno dónde te movés te acompaña? 

Las personas con las que te relacionás y que por supuesto queremos mucho, te hacen las cosas más fáciles o te quitan toda la energía. Por eso es importante elegir bien a las personas adecuadas que nos rodean para cada momento de nuestra vida.

Elegir a la compañía adecuada para cada momento de la vida es importantísimo para no caer en relaciones que te sacan más que de lo que te dan. 

Te dejo un listado que te puede ayudar a identificar a este tipo de personas tóxicas. No importa si es hombre, mujer, familiares, amigos, compañeros de trabajo, eso no influye. 

  1. Provocan emociones incómodas

Seguramente no sabemos por qué pasa esto pero siempre que estamos en compañía de esta persona no nos sentimos tranquilos, su presencia nos incomoda y sentimos que no podemos mostrarnos tal cual somos. 

  1. Se quejan por todo!

Siempre estamos escuchando lo molesto que están por cosas que no pueden hacer y que ni siquiera intentaron. Siempre se enfocan en el problema y NO en cómo poder solucionarlo.

  1. Son muy negativos uff

Todo es una catástrofe, todo es malo, todo sale mal, todo falla, ven todo desde su mirada negativa y nunca desde una realidad más positiva con un toque de optimismo. Para ellos siempre el vaso está “medio vacío” y no “medio lleno”. 

  1. Víctimas al orden del día

La culpa siempre es del otro, del entorno, de la situación  y nada es su responsabilidad. Todos sus problemas y preocupaciones están siempre primero aunque sean irreales.  

  1. Siempre están hablando de lo mal que lo pasaron

Qué mal la pasé acá y allá y otra vez acá. Pareciera como que la vida no les dio nada bueno, como que nunca tuvieron momentos de alegría o que cosas buenas nunca tocaron a su puerta y no tienen nada que agradecer. Viven anclados en su dolor y no salen de ahí y son felices cuando las personas comparten sus interminables quejas.  

  1. Critican y juzgan  a los demás

Dando vida a chismes que a veces ni siquiera son reales ya que salen de su propia interpretación sin saber, ni tener información objetiva. Sólo se basan en sus propios prejuicios. 

  1. Ellos saben todo 

Siempre saben todo y sentirse superiores a los demás alimenta su ego. A veces enmarañan la realidad, ocultan y hasta mienten.

  1. Rompe sueños

¡No lo vas a conseguir! Olvidate! Son expertos saboteadores de ilusiones propias y ajenas obviamente. 

Y por último y ya terminando.

  1. Autocrítica menos 10

Les cuesta muchísimo aceptar sus errores, o reconocer que se equivocaron. 

Rodearte con personas con un aura de infelicidad, facilidad para no disfrutar de las pequeñas cosas, una vida llena de frustraciones, críticas, falta de empatía y victimismo que no los deja pasar la página hace que te cargues con pensamientos, sentimientos, emociones y energías similares.

Si después de leer esta lista reconociste a alguien en tu entorno… la respuesta no es salir corriendo como si fueran a arruinarte la vida,  la respuesta está en que cada uno hace diferentes elecciones en la vida y esas elecciones te llevan a tener consecuencias y esas consecuencias te llevan hacia una dirección y esa dirección te lleva a encontrarte con tu destino,  con tu forma de pensar y de actuar. 

La vida se crea a través de decisiones y cada uno vive la vida como quiere.

Las personas cambian solo cuando “ellas solas” toman la decisión de cambiar, no gastes tu energía en querer cambiarlas, aunque a veces queremos hacerlo, usá tu energía para acompañarlas, escucharlas pero sin sumergirte en su mundo pesimista, sin engancharte en su universo apocalíptico, no discutas, no tomes al pie de la letras la negatividad que muestran, descomprimi el momento haciendo algún chiste, regalales una palmada diciéndoles: ¡No te preocupes, todo va a estar bien! 😉

Deseo de corazón que te haya gustado el tema de hoy. Me podés contactar en mi cuenta de Instagram  @conectadashoy   seguime para no perderte todo el contenido de valor que siempre comparto.

Un beso grande!

¡Nos vemos la semana que viene! 

☆★彡・::・VALE COSTA ・::・彡 ★☆

Soy Vale Costa, inquieta, motivadora, positiva innata y Coach Ontológica Certificada.

Mi propósito es ayudarte a que desarrolles tu autoconocimiento, cambies tu mentalidad, enfrentes tus miedos, te des el valor que tenés  y descubras tu potencial escondido… ese que las acerca a tu MEJOR VERSIÓN.

Recordá que: 

“SI CAMBIÁS TUS PENSAMIENTOS, CAMBIÁS TU MUNDO”

Si queres leer todas las columnas anteriores de Valeria Costa (CLICK ACA)